El valor (subjetivo) de una fotografía

Dicen que la fotografía es como el vino. Que solo unos pocos pueden ver la diferencia entre un buen vino y uno malo. No creo que las cosas sean tan simples como esa. A todos nos gusta tomar un buen vino, rico y delicado. Y todos podemos diferenciar uno excelente de uno bueno, y uno bueno de uno malo. Pero como todo en la vida (normalmente), lo bueno cuesta. Pero hasta esto es relativo. Aqui en mi ciudad hay muchos fotógrafos, los cuales uno puede ver su trabajo, y no es bueno (hablo de fotógrafos que considero que estamos por el mismo nivel). Pero la gente compra eso. Sea porque ven que todos los demás lo compran o porque de verdad les gusta su trabajo. O puede ser porque es lo mejor que han probado y no han descubierto nada mejor hasta ese momento como para pensar en cambiar (no pongo la opción de que es lo mas a que pueden aspirar según su billetera porque estoy hablando de gente de la Alta Sociedad en donde el dinero es lo de menos y fotografos que se mueven en esos entornos mas por marketing que por calidad)…

Si eres fotógrafo aficionado y quieres convertir tu afición en (quizas) algo remunerado (es el camino normal que a veces muchos siguen), de seguro te sera conocido el escuchar de parte de la gente que te rodea, sea física o virtualmente a través de amigos y conocidos en el popular Facebook cuando cuelgues alguna foto, el clásico “que bonito” o cualquier otro comentario que indique que les gusta mucho lo que haces. Luego de eso comenzaras a pensar en empezar a ganar dinero de ello (ademas dicen que ser fotógrafo es todo glamour y vida alegre… hehe… no conozco a nadie de este tipo, quizás en hollywood existan).

Bueno, suerte si están pensando en dar ese paso… pero muy pronto (o mas tarde) aprenderás que (aparte de que dedicarse a esto como trabajo implicara gasto y problemas y segun recibas o no apoyo de parte de la gente que te rodea, un camino facil o dificil, ademas del hecho de que te tendrás que dedicar ya no como hobby sino como trabajo y eso implica mucha presión) esos comentarios de gente que le gusta tu trabajo (obviemos tambien el hecho de que poco a poco debes de mejorar tus tecnicas y visión, que eso hará que tus fotos se vean mejor) de que si… de seguro los seguiras recibiendo, pero la gran diferencia es que ahora estas cobrando por eso… y no muchos estaran dispuestos a pagar lo que tu crees que vale tu fotografía.

Y mientras que seguiras escuchando los clasicos “ooohhh… ahhhh…” cuando vean tus fotos, veras que poco a poco menos gente estará dispuesta a pagar por ello (a no ser que los precios que manejes y ofrezcas sean tan pero tan bajos que se comparen a los clásicos fotógrafos de primera comunion que esperan fuera de las iglesias, o fotógrafos que se pueden considerar que hacen fotografía normal).

 

Entonces… ¿cual es el valor de una fotografía?. ¿El que tu crees que vale? ¿o el que la gente cree que vale?

 

Mientras que si buscas por la red, encontraras muchos consejos acerca de como elegir un rango de precios según el tipo de mercado en el que quieras moverte, cosas como generar una lista de precios no es tan facil como parece. Si pones los precios muy altos (supongamos que valoras tu trabajo y esperas que los demás también lo hagan) perderas muchos clientes. Porque quizas les guste lo que haces, pero no creen que vale lo que crees, o de verdad esta fuera de su presupuesto. Si pones los precios muy bajos diciendote que no importa, que luego los iras subiendo poco a poco, pues es muy probable que tengas muchos clientes (¿a quien no le gusta pagar poco por algo que saben que vale mas?) AL PRINCIPIO… pero luego cuando subas tus precios, ten por seguro que muchos de tus clientes no te volveran a contratar (otros si, algunos pocos quizás), porque creerán que es demasiado para lo que les das (estan acostumbrados al bajo precio) y te seguirán solo si el precio es acorde a lo que están acostumbrados.

El caso es que nunca podrás tener contentos a todos los que quisieras. Estan los que quieren mucho pero estan dispuestos a pagar poco (los que les gusta la cantidad y no les importa mucho la calidad, y menos si esa calidad cuesta). Estan los que piensan que da lo mismo contratar a un fotógrafo que a otro (los que no distinguen un buen vino de uno malo, o uno excelente de uno bueno). Pero mis preferidos son los que piensan que tomar fotografías es tan fácil como vestirse. Nada del otro mundo que cualquiera no pueda hacer. Bueno, hasta cierto punto (desde el punto de vista mas estricto de la palabra), tienen razon. Nada mas facil como apuntar la cámara al sujeto y apretar el disparador ¿no???.

 

Y aqui el punto es ese. Si la gente cree que es algo facil hacer una foto (cualquier persona que tiene una compacta lo puede confirmar ¿no?), nunca valoraran en realidad la dificultad que implica hacerlo por parte de un profesional. Porque “es facil”.  Y si es facil… ¿porque deberian pagar por ello y menos cantidades que pueden acercarse hasta la mitad de un sueldo minimo de mi pais? (tipicamente un trabajo de este tipo implicaria 3 o 5 horas de fotografias, mas o menos).

Por mi parte, intento que mis precios no sean elitistas, intentando que lleguen al mayor numero posible de personas ajustando servicio vs costo. Pero a veces no es posible dado (a veces) el tipo de trabajo. Y solo estoy hablando del trabajo “de campo” que esta referido al trabajo mismo de tomar la cámara y hacer la foto, viendo si uso o no alguna luz externa o demas accesorios. Ni siquiera me refiero al trabajo que existe DESPUES del trabajo fotográfico en si, en donde me paso horas y horas detrás de una pc para editar las fotos (en donde soy un fiel convencido de HACER LO MAS POSIBLE en el momento de la toma, para hacer LO MENOS POSIBLE en la edición posterior). Pero aun así… no puedo evitar pasar horas y horas editando (culpa de querer siempre que salga lo mejor).

Mientras que hay personas que de verdad no pueden costear ese trabajo profesional que les gusta (para ellos intento ofrecerles paquetes acorde a sus posibilidades), muchas veces prima (para esas mismas personas) mas la subjetividad de “puedo conseguir lo mismo con alguien mas que me ofrece mas servicios añadidos”, en donde se pierden en ver el todo en aras de “quien ofrece mas”. En ese caso no puedo hacer mucho mas, ni siquiera hacerles entender que a veces  es mejor poco y bueno, que mucho y regular.

Y en toda esta disertación, no toco el tema de lo que cuesta tener los equipos. O asegurarlos (iluso aquel que vive fuera de USA en pensar en eso). En donde el cliente no se pone a pensar que esa cámara tan profesional que ve en su boda cuesta lo que un carro (que si… los lentes también cuestan, tanto o mas que una cámara). Y que estamos a la de dios a veces moviendo equipos valorados en miles de dolares por las calles.

 

Casos practicos

Pues si… tengo muchos casos prácticos a partir de los cuales he podido “comprender” mas a los clientes. Porque a diferencia de ellos, yo tengo todo el panorama ante mi, mientras ellos solo ven aquello que quieren ver, o pueden, pocos se figuran que haya mucho mas detrás de tomar una foto (y no, no espero que alguno lea esto y tome la decisión de tomar algún servicio sea de mi o de otros fotógrafos parecidos a mi solo porque leyó esto, siempre primaran cosas como la mejor oferta para muchos, que enseñar a catar buenos vinos no es algo que se aprenda de la noche a la mañana, si esta de oferta, pues es riquísimo, si luego tienes que pagar por él por el valor que tiene, la cosa ya se pone difícil, no es algo difícil de comprender la naturaleza de la gente en realidad).

Lei un post en ingles el cual habla sobre la mejor forma de poner un precio a tu trabajo. Pero al ser para el mercado americano, parte y sigue esa premisa, de que ES PARA EL MERCADO AMERICANO, en donde las prioridades son diferentes para esas personas. Y mientras algunas cosas se pueden aplicar a otros paises, la gran mayoría no. Cada pais y ciudad es diferente de las otras, así como las personas que la habitan, pero entre todas tienen un común, obtener el mayor beneficio con el menor costo (en realidad, no es malo). Por eso es que ponerle un precio a tu trabajo es tan difícil. Por que al final no vendes algo físico, sino un servicio. Practicamente una promesa, o sea, algo intangible. Cierto que después las entregas en forma física, pero eso no quita que vendes una promesa. Y muchos, si no todos, solo pueden ver lo tangible, o sea, lo que entregas, sea en forma de la foto en su forma digital o impresa.

 

Clientes Insatisfechos

¿Crees que nunca tendrás clientes insatisfechos?. Esto también es una utopia. Siempre habran personas que por una u otra razon no les guste al final lo que le entregas. O hasta te meteras en problemas por eso. Esto ocurre mas a menudo cuando recién estas empezando, mientras que poco a poco vas puliendote y teniendo un estándar minimo de trabajo. Para algunos fotógrafos es mas fácil llegar a esto, para otros es mas difícil. Pero no dudes que asi tengas todo el talento del mundo, pasaras por esto, sea por poco tiempo o mucho. Eso ya depende de tus habilidades.

 

El fotografo perfecto

Pues… no existe. Sea que tu fuerte solo sea el foto-reportaje, las bodas, los retratos, la vida diaria, el macro, la foto-astronomia, lo comercial, la arquitectura… y si eres bueno en varias cosas, pues tarde o temprano caeras en algo peor… la soberbia. Uno puede morir de exito si no tiene cuidado (los tan conocidos fotografos-divos, una especia mas en boga que en extincion, algo que a muchos les gusta ver y contratar, en donde son la estrella en vez del que los contrata). Y lo peor es que ni ellos mismos se dan cuenta. Y no hay nada peor que no saber que estas enfermo para ver como curarte. Si luego de todo principio dificil (o no tanto), ves que eres muy buscado, que tienes trabajo hasta cansarte, que no te queda tiempo para mas… y comienzas a creerte que eres el centro del mundo… estas en problemas (por lo menos en como te perciben los demas, que no a todos les gusta personajes asi)

No hace mucho me encontre con un fotografo que se dedica a bodas, se mueve en el ambiente de la clase alta (algo que no me quita el sueño hacerlo, sea dicho), habia oido hablar de el (he visto su trabajo y la verdad deja mucho que desear pero en fin), a raiz que queria vender mi cámara, y conversando le pregunto, “¿te dedicas a la fotografía?” y me dice “soy ….., de seguro has oido hablar de mi”, y si, había oido hablar de el… pero para bajarle los humos le dije “pues no… para nada” (hehe, que malo). Y le comenze a dar cuerda, y el se explayaba, hablaba de todo, cosas tecnicas y demas, cosas rebuscadas en realidad, y yo asentia nomas y decia “ahhhh” (cuando tengo muchos conocimientos de todo esto), pero lo que mas me sorprendio escuchar de el es que decia que trabajaba con lentes fijos, y que se habian malogrado muchos por la parte de la bayoneta que se engancha en la cámara por tanto poner y sacarla, y que por eso ahora solo usaba zoom’s. La verdad… primera vez que escucho algo parecido de lentes de este tipo. Ahora pensándolo mejor… es muy probable que haya estado usando lentes con bayoneta DE PLASTICO, que de ser asi, pues si… podria ser que se den casos asi. Pero esos lentes NO SON PARA TRABAJO. En fin… curiosidades que pasan en este ambiente (ojo, yo tengo varios lentes de focal fija y nunca me ha pasado algo remotamente parecido)

Cuidado con la soberbia amigos fotógrafos o aspirantes a serlo. Que no solo a los profesionales les pasa. Se de muchos semi-aficionados y aspirantes a profesionales que también caen en sus garras, todo porque se dedican a hacer fotos extremadamente artísticas y que todo el mundo alaba. Recuerda… los alabos van de la mano con la gratitud, porque… son gratis.

 

Y llegamos al final

Esto esta dirigido para aquel fotografo que empieza. Para que no crea que las cosas son tan fáciles como cree que serán. Es como una lotería, puede tocarte el premio mayor, un premio menor o ningun premio. Por ejemplo, mira a los miles de jovenes aspirantes a actores y que siguen infinidad de cursos, ensayos y pruebas cuando empiezan a ser estudiantes, algo que puede durar años y años, mientras esperan el papel que los lanze a la fama. Eso solo sucedera para un puñado de ellos. Los otros miles, tendran destinos variados. Desde ser secundarios a no ser nada. Llegara un momento en que, tarde o temprano, te cansaras de luchar y seguir intentando ser exitoso o valorado, sea que definas el éxito en forma económica o moral. Llegado a ese momento, te recomiendo que veas el premio menor, que a veces es el mas reconfortante, el ver que de 100 personas, una te valora por lo que eres y te admira. Porque entiende. Y que por lo menos para ellos dejaras alguna huella. A veces eso solo sera lo que quedara. Asi que no te desanimes. Toma aire, y empieza de nuevo. Desde cero si es necesario. No hay nada como recomenzar desde tus raices.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *